Nuestro Patrono: San José

 


El P. José Maria Vilaseca a póstol de San José es el protagonista de un movimiento Josefino que en la segunda mitad del siglo XIX  se desborda y florece a favor de la iglesia de México y, es el promotor principal 
de la devoción a San José del fundador de las obras que tienen por misión dará conocer a San José en el misterio de Cristo y de la iglesia.

 

La devoción a San José es un don de Dios alcanzado por María.

“siempre lo hemos creído, tribuna de desgracias que se digno concedernos la santísima virgen María, cuando intentamos en pro de su honor y gloria, escribir y publicar defendiendo los gloria esté tan buena madre, y que ha sido para nosotros las más queridas, fue sin duda alguna, el habernos comunicado un grande amor hacia su purísimo divisional esposo el señor San José; juntamente con el haber sentido dentro de nosotros mismos grandes deseos de alarma conocer a todos los habitantes del mundo, si esto no fuera concedido…”

La vocación del misionero Josefino “como la iglesia de Dios unas comunidades han sido llamadas para dará conocer a Jesucristo señor nuestro, y se han dedicado de un modo especial a ello y siguen haciendo con mucho éxito; y así como otras comunidades han fijado María santísima-dará conocer admirablemente desde su concepción Inmaculada hasta su asunción a los cielos; así nosotros-Josefinos- son un llamado de nuestros días para dará conocer al señor San José; y dar la conocer en todos sus misterios y en las fases de su vida (…)

San José nuestro modelo

El padre Vilaseca propone como modelo para misionero Josefino San José: modelo de la práctica de las virtudes, especialmente de la caridad, la cual puso en práctica en toda ocasión, maestro de vida interior recibió íntimamente unido Dios; maestro de oración, ya que su vida una continua oración; modelo de obediencia, de aquel sido siempre la voluntad de Dios indicó ejemplo de trabajo como ya que ganaba el pan con el sudor de su frente, con su oficio de carpintero indicó modelo de perfección, ya que el Evangelio lo proclama Varón Justo.

Patrón de la evangelización

El padre Vilaseca asoció a San José a labor evangelizador del Josefino: no sólo da el nombre, sino también la protección y el ejemplo. con profunda certeza, de estar bajo el amparo de san José, diciendo que: “san José va delante de nosotro en la evangelización”. En el trabajo de “Ir por todo el mundo…” Nosotros vamos confiados de la mano, en esta tarea evangizadora, de san José. SAN JOSÉ DE LA MISIÓN.

San José fundador y conservador del instituto Josefino

El padre Vilaseca las malos experiencia proponiéndonos como fundador y conservador del instituto Josefino San José. “Adviertan todos que siempre hemos de vivir agradecidos al señor San José, porque él hizo cuanto les he referido: él nos proporcionó todas las gracias y él nos hizo concebir un nos el que claro que nos indicaba que la obra de este instituto era obra suya. Llamó a San José: “San José de la misión” por ser el padre del primer misionero y evangelizador, y porque sostiene a los misioneros en su labor.

Amor a San José porque él es nuestro padre

Por consiguiente, amemos al patriarca, al santísimo José, amemos sólo mucho y confiamos mucho en él, porque él es para nosotros dos veces padre: una vez porque fundó nuestra congregación y otra, porque le dio vida, como ahora tenemos, y lo que ahora somos, no es más que el principio que después seguirán ustedes… tenemos muchos deberes que cumplir según serenas ante reglas: somos misionero del señor San José, tenemos muchos de trabajar, tenemos que instruirá la juventud, tenemos que dar ejercicios espirituales y todo según está en nuestras regla, pero en todo cuanto hagamos: misiones, donde vivamos en todas nuestras casas, será infundir máximas de aquellos que nos rodean, la devoción al señor San José, dar la conocer más claramente, de manera que así como nosotros recibimos tantas gracias, así procuremos que la reciban todos los fieles cristianos.

Volver al inicio | Centro Josefino | Misioneros Josefinos

Comments are closed